Originalmente eran conocidos como dzonot, “cavernas de agua”, pero los españoles lo pronunciaban cenotes por lo que en la actualidad se les conoce con ese nombre. Con sus formaciones en el techo calizo en forma de “tragaluz” por donde se filtran los rayos del sol que dejan ver el interior y reflejan lo cristalino y azul de sus aguas turquesas. Aunque también hay cenotes abiertos.

Cenote de San Ignacio en el poblado de Chocholá.

Chelentun, chansinic´che y bolonchoojol, ubicados en el poblado de Cuzamá.

Zací en el corazon de Valladolid.

X´kekén y Samulá en Dzitnup 5 kms al suroeste de Valladolid.

Kaipech, Xayin y Ucil en el poblado de Cenotillo.

Ik-kil a 3 km de Chichen Itzá y Pisté.

Kankirixché ideal para el buceo y snorkel.

Dzul-ha ubicado en la hacienda Sotuta de Peón.

Yaxunáh ubicado entre Chichen Itzá y Yaxcabá.

Yokdzonot a 10 mins de Chichen Itzá.

Cenote de Telchaquillo ubicado en la plaza del pueblo de aguas cristalinas al cual se puede descender por su escalinata.